21
Dic

¡Felices fiestas!

La Navidad, la conmemoración del nacimiento de Jesucristo, que se celebra el 25 de diciembre, guarda muchas similitudes con las Saturnales, las fiestas paganas que celebraban los romanos en honor a Saturno, el dios de la agricultura y la cosecha, y que originalmente transcurrían entre el 17 y el 23 de diciembre, coincidiendo con el solsticio de invierno, el período más oscuro del año, cuando el Sol sale más tarde y se pone más pronto.

 

Las labores agrícolas finalizaban en esta época y los campesinos y los esclavos podían aplazar el trabajo cotidiano. Los romanos, como ocurre actualmente en la Navidad, visitaban a sus familiares y amigos, intercambiaban regalos y celebraban grandes banquetes públicos. Durante estas fiestas, que se prolongaban durante siete días, los esclavos gozaban de una gran permisividad; podían vestir las ropas de sus señores y ser atendidos por éstos sin recibir ningún castigo.

 

También los romanos celebraban el 25 de diciembre la fiesta del Natalis Solis Invicti. Así fue como este día fue considerado como el día del solsticio de invierno.

 

Cuando Julio César introdujo su calendario en el año 45 a. C., el 25 de diciembre debió ubicarse entre el 21 y 22 de diciembre de nuestro Calendario Gregoriano. De esta fiesta, se tomó la idea del 25 de diciembre como fecha del nacimiento de Jesucristo.

 

Son muchas las cosas que han cambiado hasta entonces, pero no debemos olvidar lo más importante: compartir estos momentos con familiares y amigos es un preciado regalo que debemos aprender a valorar.

 

Esperamos que lo disfrutéis.

 

¡Todo el equipo de Hello Time os desea unas felices fiestas y un próspero año nuevo!